Esa hora menos que hemos dormido ha alterado los ánimos de algunos de nuestros semejantes. Quizás no estoy tan acostumbrado como antes a los noticieros de las 21h, pero no me dirán que:
Un choque en cadena con 14 coches en la Frontera con Francia. Una patada en los mismísimos al pobre Antonio Aguirre en la comparecencia del lehendakari Ibarretxe en el palacio de Justicia de Bilbao. El Ebro tampoco ha descansado bien por la noche pues se desborda por todas las ciudades en que pasa.

Esperemos que esta noche de Lunes podamos recuperar esta maldita hora que nos ha dejado los ánimos encendidos, las aguas sin rumbo, la primavera helada y a éste que les relata bostezando y tiritando.