Momentos, Pensamientos, Lugares

aunque a veces, otras cosas

Puerto Chico, 21 de mayo de 1980

Él estaba situado en la calle más angosta en la parte de atrás, entre el quinto y sexto almacén orientado hacia el pueblo y le pareció oír como un chirrido de puerta que provenía de su derecha. Giró ciento ochenta grados volviendo sus pasos para salir al extremo de la calle y asomarse discretamente a su izquierda, viendo una de las dos puertas del almacén ocho ligeramente abierta. Si se movía de su posición podrían descubrirle y prefirió quedarse quieto. Se armó de valor, contuvo la respiración y decidió avanzar agazapado, arrimado a la fachada hasta la puerta entreabierta. Sabía que la abertura hacia adentro le protegía de momento mientras quedara así y que podría ver a través de la rendija entre el marco y la hoja si había suficiente luz. Sólo faltaban unos metros más. Contuvo otra vez la respiración, más por inercia que por convicción. Quedó paralizado ante la visión que de pronto apareció ante sus ojos cuando los entornó para mirar entre la rendija

Puerto Chico

Puerto chico: MI NUEVA NOVELA

Corría el mes de agosto de 1980. Yo tenía entonces veintiuno. En el pequeño puerto se realizó un cambio de guardia. El Teniente Lemos que era el oficial aquella noche, acudió a mi litera y me dijo:

¡Vístete, que me tienes que acompañar!

Iba impecablemente vestido con su uniforme blanco impoluto, su bastón de mando de madera acabado en una figura de marfil, en que apoyaba sus palmas una encima de la otra y los pies separados, preparándose para erguirse y dirigir un espectáculo. No llegaba a los sesenta y cuatro, pero me dijeron que le daba a la bebida, llevaba siempre una petaca plateada con cubierta de cuero teñido. También le gustaba tomar el sol en su residencia de Valdoviño, ciertamente le confería un aire avejentado. Lemos era un teniente con aspecto de coronel. Siempre lo vi de blanco, así lo recuerdo todavía ahora.

Puerto Chico
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad