Como comenta Enrique Dans en este vínculo, las tornas están cambiando. La guerra de los navegadores en que Microsoft fué acusada de prácticas monopolísticas por incluir en su nuevo sistema Windows 95 el navegador internet explorer inseparable del mismo, nos llevan más de 10 años después a otro protagonista del mundo de internet Google adquiriendo a doubleclick y emulando las mismas prácticas. Esta vez engullendo a un competidor en la actividad publicitaria de la Red.


Vínculo