Después de dos horas con intermedio en Ponts, con un almuerzo potente basado en butifarranegra del país y tortilla de ajos tiernos, llegamos al Hotel Delfos en Andorra.