Leyendo las Noticias y las buenas no aparecen

Después de un repaso a la prensa del día, las noticias en mi agregador y viendo las cadenas de televisión, concluyo que más vale irse a dormir pronto.

Mañana por la tarde tengo una visita en Sant Cugat para ver una promoción de viviendas que por lo visto tienen un precio interesante. Luego a las 19:30 mi clase de canto semanal. Tendré que prepararla ya que debo cantar Yesterday de The Beatles y You Are the Sunshine of my Life de Stevie Wonder. La Letra la tengo muy verde aún pero la música bien aprendida.

Vamos a poner un poco de Imágenes a esta entrada si no queda un poco pobre. La Imagen del día ¿cual podría ser? Aunque Bankia sonó toda la mañana y llevamos días con este tema, quizás la guinda está en los 14 millones de euros que pretende llevarse como jubilación el de BANCAJA. Pero no me convence poner la cara del hombre. En cambio como buen aficionado a la informática y admirador de Steve Jobs y Steve Wozniak , los fundadores de Apple, me ha causado un gran impacto al ver esta fotografía de ambos con la primera placa base del Apple I. Cuenta Aitor Carbajo en Applesfera que aún existen 50 de esas placas, pero sólo 6 funcionan. La van a subastar en Sotheby’s a un precio de salida de 120.000 a 180.000 dólares. No está mal para un trozo de metal. Guardaré la de mi iMac para dentro de 25 años a ver si se cotiza bien.

Fringe me tiene atrapado

No creais que es una inocentada propia de la fecha de hoy… no. En serio me tiene enganchado esta fabulosa serie del creador de Lost. Y como me pasó con Lost, también me está ocurriendo con Fringe. Llevo las dos últimas semanas a capítulo o 2 diarios, 3 o 4 en el weekend. Los personajes : La agente Dunham, Olivia tiene una cara hermosa y un pelo rubio recién lavado en cada episodio, que enamora. Los Bishop padre e hijo uno el científico loco y el otro una mezcla de sabelotodo, con un pasado turbio pero con soluciones a lo McGiver y cara de no haber roto un plato. El Agente Broyles el jefe de Olivia, con su seriedad perenne (no recuerdo ningún episodio en que haya reído). He encontrado esta foto con la sonrisa que nunca esboza en la serie.

En fin…. cuando escribo estas líneas, estoy a punto de ver el capítulo 22 de la segunda temporada y tiene 23 y de momento la tercera entrega parece que ya está en USA y no sabemos que pasará con la tercera  temporada en España. Estoy ansioso porque cuando vea los dos que me faltan, extrañaré estas semanas en que la television de autoservicio me daba sensaciones especiales cada noche.

Las Televisiones no ayudan

En este momento están emitiendo un programa en la cadena Cuatro, que corrobora las espectativas más negativas en el entorno económico español. Colas en las Oficinas del INEM (Instituto Nacional de Empleo), historias para el reportaje televisivo fácil.

En realidad no se apunta ninguna solución en el reportaje, tan sólo crear opinión pesimita en el televidente.  ¿Es esa la forma de cultura que necesitamos en estos momentos difíciles? Me parece que no. Al contrario lo que más puede hacernos salir hacia adelante, es un consejo, un ejemplo de alguien que ha conseguido salir del bache, para producir en el público el sentimiento de que hay luz al final del tunel.
Les recomiendo que hagan como yo. Programen lo que quieren ver, lean artículos de internet que hablen de lo que les interese. Estudien y fórmense pues nunca es demasiado tarde para hacerlo.
Vean oportunidades de negocio obeservando con ojos de niño, mientras caminan por la calle. Seguramente van a encontrar aquello que les va a cambiar la vida.

Factor X o los Castings con mala onda


Cuatro estrena en España Factor X, la última generación de concursos de talentos musicales. El formato, producido por Grundy Producciones, la división española de Fremantle Media, ha arrasado en todo el mundo y ha cosechado audiencias millonarias en Reino Unido, Australia, Bélgica, Turquía, Rusia y Colombia.

Cuando se apagan las luces y un sólo foco de intensa luz blanca destaca la figura del cantante sobre el escenario, hay un elemento que logra el milagro de la conexión entre el artista y el público, algo que va mucho más allá de la interpretación correcta. Es la esencia del espectáculo. Es la capacidad de transmitir emoción. Es el resorte para conmover a la audiencia. Es el Factor X.

En cuánto al éxito que pueda tener el programa, están aprovechando el tirón de Operación triunfo cuando realizaban los castings, aderezándolo con un jurado “mala leche” a lo Hristo Mejide y la mimetización de la audiencia con la fragilidad de los sentimientos. Un cocktail éste que unido al boca a boca dará que hablar.