Factor X o los Castings con mala onda


Cuatro estrena en España Factor X, la última generación de concursos de talentos musicales. El formato, producido por Grundy Producciones, la división española de Fremantle Media, ha arrasado en todo el mundo y ha cosechado audiencias millonarias en Reino Unido, Australia, Bélgica, Turquía, Rusia y Colombia.

Cuando se apagan las luces y un sólo foco de intensa luz blanca destaca la figura del cantante sobre el escenario, hay un elemento que logra el milagro de la conexión entre el artista y el público, algo que va mucho más allá de la interpretación correcta. Es la esencia del espectáculo. Es la capacidad de transmitir emoción. Es el resorte para conmover a la audiencia. Es el Factor X.

En cuánto al éxito que pueda tener el programa, están aprovechando el tirón de Operación triunfo cuando realizaban los castings, aderezándolo con un jurado “mala leche” a lo Hristo Mejide y la mimetización de la audiencia con la fragilidad de los sentimientos. Un cocktail éste que unido al boca a boca dará que hablar.