Viajes pequeños, intensos momentos

Siguiendo la estela del cometa con sus vaivenes y dibujos que sólo cada uno de nosotros ve en el cielo. Así en esta aventura que es mi vida, atravieso lugares y momentos únicos que guardo en mi bolso de viaje.

En estos días de vacaciones he tenido un encuentro grato con mis hijas, disfrutando de su compañía en la casa llenándola de preguntas, deberes escolares, salidas al teatro y canciones infantiles.

Dos tardes atrás Verónica de Mescladis nos obsequió con su amabilidad y su charla en ese lugar en que el recuerdo de la casa hospitalaria de mi abuela, afloraba entre los dulces pasteles y tartas caseras.

Lugares nuevos y vivencias pasadas se entremezclan en estos primeros días de diciembre frío.

El día del Padre


Pues esta mañana era especial. Mucho sol a primera hora sobre las 8 y pensé que el día tenía algo diferente sin acordarme.
A medida que pasaban las horas, una sensación de bienestar y se iban sucediendo una serie de hechos a mi alrededor que me produjeron felicidad.

Cuando Sara me dijo: Hola papa, felicidades me sentí el hombre más feliz del mundo.
Luego con Laura comentamos mi PAC de Mates en la Universidad y ella sus 4 controles de esta semana.

El día de hoy fué hermoso y ojalá se pueda repetir a menudo.

Ahora me voy a dormir que es tarde.

Hasta mañana a todos.