Tres lectores sueñan

Estaba paseando por Pelayo y entré en la FNAC para mirar tecnología. Estaba haciendo tiempo esperando a Tili, que había quedado con una amiga. Se me podía ver en la exposición de Apple, disfrutando como un niño tocando el MacBook Air.
Tili no tardó en aparecer. Sonó el móvil y después de contestarle me giré y la vi subiendo majestuosa las escaleras mecánicas.
Lo que siguió después fué una azarosa aventura buscando un libro de cabecera para estos días. Pero la imagen que nos quedó grabada para la posteridad no tiene desperdicio:

Tengo sueño y echaría una cabezadita, pero como estoy en el centro de la ciudad y lejos de mi cama ¿donde podría aprovechar para dormitar un poco disimuladamente?

E voilà

Leeremos alguna noticia optimista?

 

Después de la cuesta de Enero y Febrero, oigo decir a los comerciantes, que  la gente no compra. A los dueños de Restaurantes que  sus clientes ahora no piden postre para gastar menos. A Rajoy que los precios han subido. A Zapatero que estamos preparados para la desaceleración.

Esto va a durar más de lo que nos temíamos. Una desconfianza generalizada por la situación actual, está provocando que el dinero no fluya desde los Bancos a las empresas y a los particulares. Quien tiene dinero no lo hace circular y espera.

Cuando en Mayo salgan los resultados de los Bancos Estadounidenses, podremos empezar a ver algo de luz en este año que empezó con una bajada de las bolsas espectacular.

Estamos en un momento de repliegue y puede que si alguien vislumbra una oportunidad de negocio, se lance a la aventura empresarial, pues la inversión en vacas flacas según el tipo de idea puede hacerle millonario cuando vuelvan a engordar.

Así que alerta y a pensar………PICT0081

Rebajas, Crashes, y semáforos en rojo

021

Etiquetas de Technorati: ,,,,

Ando estos días observando al personal que conduce su auto como yo en las frías mañanas para llegar al trabajo. La cantidad de coches que se pasan los semáforos en rojo es inversamente proporcional, a los días que faltan para terminar el mes. ¿Será fruto de la prisa por cobrar el dinero de la nómina y que no llegamos a tiempo de pagar las facturas?

Para mi que a según quien  no le  importan las drásticas medidas que nuestros gobernantes impulsan para regular el tráfico y disminuir el número de accidentes. En realidad parece como si todo lo que implique disuasión, cortapisa y regulación causa alergia a más de uno que sigue pisando el acelerador poniendo en peligro la vida de los que estamos cerca a esa hora.

Las rebajas imperan en este mes de Enero, tanto en los grandes almacenes como en la bolsa, que este pasado Lunes 21 dio muestras de lo que es capaz de venir pronto. Hablando a quien tenga su dinero invertido en valores, mantengan la calma y piensen fríamente. Vender cuando el precio baja y comprar cuando el precio está alto es un mal negocio. Analizar en donde estamos invertidos y si la empresa es sólida, nos dará mejor la pauta de nuestro futuro comportamiento y acertaremos más en nuestra  decisión.

Primeros días del 2008

Etiquetas de Technorati: ,

Después de un fin de año en compañía de mis amigos argentinos, el primer día del 2008 lo pasé con mis niñas Laura, Sara i Tili jugando al rummikub. Me enseñaron ellas a realizar toda suerte de ventajas para ganar en este juego. images

Hoy Jueves día tercero he ido a buscar a Elías a su casa, para jugar con su Wii a tenis y enseñarle algunos juegos nuevos que yo tenía. Lo hemos pasado genial y repetiremos el sábado 12.

Tonight


Si, esta noche es la última del año. Estoy escuchando la canción del título interpretada por Elton John. Es del año 1976 y pertenece a su doble LP Blue Moves. Me recuerda a mi adolescencia, cuando tenía apenas 17 años. Estoy reviviendo en mi habitación con escritorio y un equipo de música que compartía con mi hermano. Un amigo me había dejado este doble y pasaba horas acompañado de sus canciones. Lo grabé en una cinta de cassette.

Han pasado más de 30 años desde esas tardes después del trabajo. Terminábamos a las 3 de la tarde y estudiábamos a partir de las 18 hasta las 22. En mi memoria sólo registro esas tardes de música y estudio.

Se acaba otro año y necesito la música para que mi cabeza disipe todo un año de vivencias, risas, llantos y porque no decirlo de un devenir que no es el deseado.

Cuando apoyaba mis codos sobre el escritorio y escuchaba a Elton, hace tanto tiempo no creía que un fin de año me sentaría y vería en la película de mi vida, escenas repetidas. Insatisfacción por aquello que deseo realizar y no puedo. Por aquello que dejamos pendiente pensando en el mañana, evitando hacerlo cuando más nos apetece.

Uno de estos deseos es tocar el piano. Quizás os suene extraño a algunos que no conocéis mi faceta musical. Se tocar el saxofón, pero siempre quise ser pianista. Sí es un deseo que voy a pedir esta noche cuando suenen las 12 campanadas.

Quiero dar a mi chica un beso muy grande, porque sé que ella me dará el suficiente coraje y aliento para llevar a cabo este deseo. Quiero componer una canción y regalársela para que pueda cantarla.

Os deseo a todos los que me leéis, algo muy importante en vuestras vidas. Hacer el nuevo año aquella actividad que siempre quisisteis realizar. Yo lo voy a intentar. ¿Me acompañáis?

Frío y estampas navideñas


De pequeño cuando se acercaban estos días, gozaba porque nos daban fiesta en la escuela hasta el 7 de Enero. Recuerdo con agrado la casa calentita con la estufa de butano, a mi hermano a mis padres y a mis abuelos maternos, que vivían con nosotros. Nos cuidaban mientras papá y mamá vendían televisores, neveras y discos en una pequeña tienda cercana. Cómo me gustaba esa época del año!!! El olor a caldo que mi abuela preparaba todas la mañanas para que comiéramos caliente. Los Canelones del día de San Esteban que eran pulcramente enrollados a primera hora, con esa carne de ave, tocino y ternera escrupulosamente picada con una máquina de manivela. Todo estaba muy preparado y estudiado para que la Gran Comida familiar, fuera el deleite. Los abuelos paternos venían desde el Barrio de Sants, con un balde lleno de gambas frescas del mercado de hostafranchs, donde la otra abuela vendía carne. Tiernas costillas de cabrito, manjar de dioses. El Pollo con ciruelas pasas y piñones. Y el postre con el rico turrón de jijona y alicante, los mazapanes y las neulas (barquillos alargados y suaves). Hacíamos ruido con la cola y las neulas, sorbiendo a modo de caña.

Todos los días eran felices porque estábamos juntos y escuchábamos los discos que mis papás traían de la tienda.

Eran los años 60 y el seiscientos de mi papá corroboraba la época en que estábamos inmersos. El desarrollo tardofranquista.

En estos días en que la vorágine consumista, hace abrir los domingos a los comercios para que el público que no compró los regalos a tiempo, tenga esta posibilidad, les diría solamente una cosa:

Piensen en los suyos, déjense llevar por la tranquilidad de la estancia en el hogar y disfruten con la contemplación de las imágenes de las calles, del cielo o si no tienen vistas en casa, arrellánense en el sofá con un buen libro, son momentos para vivir con y en paz.

Un beso y un abrazo a todos los que me leen.

Feliz Navidad!!!!

Septiembre se acaba ya

Parece como si el tiempo que nos toca vivir sucede con tanta rapidez, que sin darme cuenta apenas me queda un día del mes para contar alguna de las vivencias de estas semanas.

Tiempo de reencuentro con la rutina diaria, con el trabajo de nuevo. Intentando que la parcela que ocupa en nuestra mente, no sea demasiado usurpadora del resto de nuestra actividad. Consiguiéndolo a veces, pero no otras. Disfrutando de los fines de semana hasta exprimir los últimos minutos del Domingo.

Como en la vieja canción: Melancolía en Septiembre.

El Gran Caos de Agosto- Reflexiones

Me he tomado unas semanas sin postear el el blog, no por falta de ideas ni de sucesos sino por necesitar tomar un poco de distancia. De vez en cuando surge nuestra propia censura interna y nos empieza a cuestionar acerca de como estamos llevando esta bitácora. Hay algo de vergüenza después de haber narrado durante unos pocos meses, pensamientos, hechos, obsesiones, o simplemente mostrado lo que otros escriben o dicen.

También nos sucede a los que escribimos, que leemos a otros y nos gustan sus maneras, acerca de lo que escriben y nos replanteamos nuestro blog.

Pero ahora, después de este tiempo de trabajo duro en la oficina y a puertas de unas merecidas(creo) vacaciones, me siento de nuevo para compartir con vosotros lo que pienso acerca de los últimos hechos acaecidos en nuestra ciudad.

Como habreis podido suponer por algunas de las entradas de este blog, me gusta la tecnología con pasión. Leo semanalmente páginas de las primeras opiniones en este campo y me deleita de paso que me instruye. Pero no entiendo qué está pasando. Cortes de electricidad, socabones en las viviendas, largas colas en las autopistas de 75 kilómetros y por primera vez en la historia(lo podrían haber hecho años atrás) apertura de barreras. Maletas sin clasificar en el aeropuerto. Ciudadanos con ansia de viajar que son retenidos durante más de 4 horas para facturar su equipaje. Un tren detenido con las compuertas cerradas y pasajeros ahogándose intentando romper los cristales porque nadie acude a su auxilio, después de haber llamado por el móvil a todos los teléfonos de urgencias, policía, bomberos.

¿Pero que es lo que está pasando? La tecnología que cada día está más avanzada y que desarrolla prototipos que nos facilitan y alegran la vida, se contradice con este retorno a los episodios más oscuros de nuestra memoria.

Espero que el próximo viernes cuando cierre con llave la oficina, me saque la corbata y ponga los pies en polvorosa, tenga más suerte que mis conciudadanos que lo hicieron estos viernes anteriores. Si no es así prometo juntarme con otros fans del progreso y montar una asociación, partido o lo que veamos para que el dinero con el que contribuímos a modernizar este modelo de estado, se aplique realmente a las necesidades en infraestructuras y servicios para el ciudadano.

Ya fué suficiente!!!