Llegó Marzo

Sin hacer ruído después del frío y crudo invierno, entra marzo y llega precedido

de unos meses de e Enero y Febrero con Terremotos en Haiti y Chile, ETA descabezada pero la Venezuela de Chavez dándole cobijo

y colaborando, Karadzic en el banquillo y las medidas para crear empleo y repartir entre Autónomos y Pymes dinero urgente. Estamos deseando que vuelva el buen tiempo, el sol tanto meteorológico como económico. Este tercer año de la crísis más dura que recordamos se lleva empleos, empresas y sueños. Haremos bien en grabarnos en la memoria que la especulación no crea riqueza duradera. Que tener inmuebles en propiedad no es garantía de dinero líquido, antes al contrario y más si está hipotecado. La prudencia siempre a sido buena consejera en las inversiones y la división de éstas en activos de diferente índole (Cuentas Corrientes, a Plazo Fijo, acciones cotizadas que repartan dividendos, inmuebles, ) supone tener distintas opciones para obtener rentabilidad inmediata o a medio plazo.

Pero el trasfondo de toda esta situacion coyuntural que estamos viviendo tiene mucho que ver con la idiosincrasia de este país. Os acordáis seguramente de la época en que el culto al “pelotazo” y dinero fácil especulativo llegó de la mano de varios “magn gn tes” en la escena a finales de la década de los 80 y que nos acarreó una grave crísis post olímpica en 1993 y 1994. Pasaron no llegó a 12 años y en el 2007 muchos ni se acordaban ya de la cultura del pelotazo, pero estaban haciendo lo mismo: Especular. “Vendo mi piso y me compro otro más bonito más grande y en otro barrio mejor”. Otros pensaron que como las Entidades Crediticias daban el dinero fácilmente, podrían hacerse con un segundo piso y alquilarlo o esperar a que subiera de precio y en dos o tres años venderlo más caro. El dinero fácil y el negocio rápido y prácticamente sin arriesgar, porque el dinero lo ponía el Banco. ¿Cuántos dejaron su empleo seguro para librarse del jefe y montaron su propia Inmobiliaria? Muchos.

Pero hete aquí que de pronto empiezan las Hipotecas subprime norteamericanas, luego nos viene la falta de liquidez en los Bancos y Entidades de Crédito con quiebras fulminantes de algunos de ellos. Se acaba el dinero fácil y viene la sequía.

¿Aprenderemos alguna vez que una empresa tiene que vender un producto o dar un servicio? ¿Por qué no empezamos desde cero y todo nuestro caudal creativo (que lo tenemos) lo usamos en crear empresas de valor?

Emprendedores que estáis en España. Acudid a los Ayuntamientos, Comunidades Autónomas y cread empresas con vuestras ideas, si son buenas os darán dinero a fondo perdido. y si tenéis un buen plan de empresa, hay bancos que están dando créditos a buen tipo de interés Si si, como lo ois.

Ha pasado el tiempo del pelotazo. Ahora toca jugar con técnica y estrategia y crear empresas con buenos productos y servicios para que nuestra economía se convierta en sólida y no se diluya en cuanto llueva. Animos a todos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *