Manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en internet” – II

El Consejo de Ministros aprobará hoy viernes en Sevilla – en pleno puente de San José – ese engendro llamado “Ley de Economía Sostenible”, que incluye la conocida como “Ley Sinde”, que permitirá el cierre de páginas web en sólo cuatro días. Me sumo a los blogs que republican hoy el manifiesto conjunto del pasado mes de diciembre. Es la primera vez en este blog que se repite una entrada, pero la extrema gravedad del tema lo merece. Si tienes página en la red, si publicaste en su momento el manifiesto, si la red es para ti algo importante; te invito a hacer lo mismo:

Ante la inclusión en el Proyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de Internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

  1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
  2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
  3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
  4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
  5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
  6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
  7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
  8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
  9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
  10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Llegó Marzo

Sin hacer ruído después del frío y crudo invierno, entra marzo y llega precedido

de unos meses de e Enero y Febrero con Terremotos en Haiti y Chile, ETA descabezada pero la Venezuela de Chavez dándole cobijo

y colaborando, Karadzic en el banquillo y las medidas para crear empleo y repartir entre Autónomos y Pymes dinero urgente. Estamos deseando que vuelva el buen tiempo, el sol tanto meteorológico como económico. Este tercer año de la crísis más dura que recordamos se lleva empleos, empresas y sueños. Haremos bien en grabarnos en la memoria que la especulación no crea riqueza duradera. Que tener inmuebles en propiedad no es garantía de dinero líquido, antes al contrario y más si está hipotecado. La prudencia siempre a sido buena consejera en las inversiones y la división de éstas en activos de diferente índole (Cuentas Corrientes, a Plazo Fijo, acciones cotizadas que repartan dividendos, inmuebles, ) supone tener distintas opciones para obtener rentabilidad inmediata o a medio plazo.

Pero el trasfondo de toda esta situacion coyuntural que estamos viviendo tiene mucho que ver con la idiosincrasia de este país. Os acordáis seguramente de la época en que el culto al “pelotazo” y dinero fácil especulativo llegó de la mano de varios “magn gn tes” en la escena a finales de la década de los 80 y que nos acarreó una grave crísis post olímpica en 1993 y 1994. Pasaron no llegó a 12 años y en el 2007 muchos ni se acordaban ya de la cultura del pelotazo, pero estaban haciendo lo mismo: Especular. “Vendo mi piso y me compro otro más bonito más grande y en otro barrio mejor”. Otros pensaron que como las Entidades Crediticias daban el dinero fácilmente, podrían hacerse con un segundo piso y alquilarlo o esperar a que subiera de precio y en dos o tres años venderlo más caro. El dinero fácil y el negocio rápido y prácticamente sin arriesgar, porque el dinero lo ponía el Banco. ¿Cuántos dejaron su empleo seguro para librarse del jefe y montaron su propia Inmobiliaria? Muchos.

Pero hete aquí que de pronto empiezan las Hipotecas subprime norteamericanas, luego nos viene la falta de liquidez en los Bancos y Entidades de Crédito con quiebras fulminantes de algunos de ellos. Se acaba el dinero fácil y viene la sequía.

¿Aprenderemos alguna vez que una empresa tiene que vender un producto o dar un servicio? ¿Por qué no empezamos desde cero y todo nuestro caudal creativo (que lo tenemos) lo usamos en crear empresas de valor?

Emprendedores que estáis en España. Acudid a los Ayuntamientos, Comunidades Autónomas y cread empresas con vuestras ideas, si son buenas os darán dinero a fondo perdido. y si tenéis un buen plan de empresa, hay bancos que están dando créditos a buen tipo de interés Si si, como lo ois.

Ha pasado el tiempo del pelotazo. Ahora toca jugar con técnica y estrategia y crear empresas con buenos productos y servicios para que nuestra economía se convierta en sólida y no se diluya en cuanto llueva. Animos a todos!!!