Paseos, conversaciones y pensamientos en la semana de Navidad

Llevo casi 3 meses alejado de mi, como en un camino corto aunque tortuoso por lo difícil que se me hace a veces vivir el momento presente, dejar a un lado los pensamientos que me vienen y simplemente estar en lo que sucede y pasa a mi alrededor cada segundo. Lo había conseguido hace ahora casi un año, cuando dedicaba la última hora y media de los Lunes al sano arte de la meditación y la relajación guiadas. El tono vital que imprime esta práctica se va perdiendo con el tiempo cuando dejas de acudir a las clases. Es como todo: se trata de no perder la costumbre y volver a educar la respiración , la mirada y el gesto para que la mente se serene y fluya esa sensación agradable de paz interior.

Mi caso es curioso y me imagino a muchas personas que como yo, tienen problemas para dormir plácidamente, para no pensar en el trabajo más que en sus otras facetas que como ser humano componen su totalidad. Pero esta semana ha tenido dos fases muy interesantes. La primera empezó cuando el pasado viernes día 18 acabé a las 21:50 en la Oficina y me vino a buscar Tili. Los dos estamos realizando un régimen alimenticio basado en una dieta hiperprotéica e hipócalórica que nos permite comer ciertos sobres proteinados, mucha verdura, alguna fruta y sólo pollo y pescado como alimentos sólidos. Decidimos que empezaría mis mini-vacaciones comiendo pescado y marisco en el Restaurante Japonés Sanshirou, muy cercarno al barrio en donde vivimos. A partir de ese momento empecé de nuevo a vivir el momento presente, deleitándome con los manjares exquisitos que nos sirvieron y sin tener en cuenta la hora de la noche que poco a poco iba transcurriendo. Lo pasamos muy bien los dos, conversando de nuestras cosas y salimos satisfechos tanto de la comida como del trato que nos dispensaron. Al día siguiente Sábado fuimos a ver a mi hermana que tiene una tienda de ropa de hombre, justo en el Hotel Hilton de la Diagonal, llamada Pietro&Ducos, a buscar un pantalón que me habían arreglado. Aprovechamos para hacer algo diferente y mientras Tili iba un rato de compras yo me quedé en el Hall del Hotel tomando un Capuccino y viendo el partido de la final del Campeonato Mundial de Clubs de fútbol en Dubai , pues jugaba el Barça y quería verlo allí. Seguía con las sensación de vivir el momento, no llevaba reloj, lo que ayudaba a mantener la idea de estar de vacaciones en otro país y otra ciudad. El Cerebro interpreta la rutina y cuando le cambiamos el ritmo, el tempo y el escenario, da la orden para segregar hormonas que nos llevan a un estado placentero. El Domingo 20 en que las tiendas de nuestra zona estaban abiertas, seguimos caminando por L’Illa Diagonal y nos sentamos en el Restaurant Sushi&Wok de los propietarios de la cadena Lactuca, de Comida Sana Mediterránea, que le han realizado un cambio en la propuesta, que nos pareció muy acertada. Ahora a parte de las fabulosas Ensaladas de todo tipo incluyen pescado, marisco y hortalizas cocinadas al Wok o al Teppanyaki.

Así transcurrió la primera parte de mi semana de vacaciones, con muchas salidas, con mucho frío pero abrigados con orejeras y gorro de nieve para pasear sin helarnos. Como es la mente que el Lunes interpretó que yo tenía fiesta pero muchos de los mortales se tenían que levantar para ir a trabajar, lo que me hizo dormir a ratos y despertarme a otros, llenándome de cierta intranquilidad. Intenté respirar hondo cuando me levanté y me duché dando al día un tempo lento, pero estuve enfrascado en pensamientos negativos que me costaba erradicar y convertir en positivos, lo más sencillo hubiera sido salir a la calle y simplemente caminar y ver el cielo, cosa que hago a menudo cuando caigo en estos estados.

El Miércoles estuve con mis antiguos compañeros de trabajo haciendo un vermouth y hablando de los viejos tiempos y aunque siempre se comenta algo que tiene que ver con las tareas, la forma,  el tiempo que hacía que no estaba con ellos, me produjeron agradables sensaciones de nuevo.

Cuando estoy escribiendo esta Entrada, he tenido 3 días muy agradables recientemente: La Nochebuena del jueves con nuestros amigos Argentinos,celebrando la llegada de la Navidad hasta las 4 de la mañana en que me acosté. Ayer Navidad en que me dediqué a montar un ordenador que he ido comprando a piezas y hoy San Estéban en la comida en que mis padres nos obsequian a todos los hermanos sus parejas e hijos en un Restaurante, Costa Gallega del Passeig de Gracia, en que el régimen ha pasado a un segundo término por unas horas.

Es innegable que nosotros somos el timón de nuestras vidas y que parte de la felicidad se halla en los pequeños momentos y en las pequeñas cosas compartidas con nuestros semejantes. La forma en que la mente interprete nuestros actos y como nosotros ayudemos a poner el aderezo necesario, hara que vivamos una experiencia de vida mejor.

A partir de ahora mismo voy a intentarlo de nuevo.

Pensamientos sobre la Libertad de la Red

En 1994 empecé mi andadura en Internet. La World Wide Web me atrajo sobremanera, cuando mi hermano me mostraba el primer navegador Netscape Navigator y las posibilidades de salto entre hipervínculos que llevaban de una palabra a otra. Era un mundo nuevo y fascinante que daba la sensación de estar navegando sin un rumbo fijo hacia lo desconocido, para ampliar el conocimiento. No pasó ni un mes y me di de alta en un ISP (proveedor de acceso) llamado futurnet. Me facilitaron un disquette de configuración con programas y el famoso navegador. Se abrió para mi una nueva etapa en mi vida. No negaré que dentro de este nuevo mundo  haya habido experiencias desagradables, pero sólo recuerdo mis tardes y noches conectado indagando y experimentando con real audio, streaming y la mejor experiencia para mi: el download. ¿Como podía ser que desde España uno pudiera conseguir un archivo que estaba alojado en una web de los Estados Unidos?…. Era magia y lo tenía en mi ordenador. Lo mejor de todo es que nadie me impedía mirar todo lo que quisiera. Entrar en páginas con un diseño moderno que me hizo practicar inglés hasta el punto que conseguí entender todo con el contexto de la frase.

Eramos muy pocos aún los que mediante un módem de 14.400 o 28.800 baudios podíamos conectarnos, ya que se trataba de una novedad y con un coste fijo del proveedor y de las llamadas telefónicas, que hacía que la factura mensual se viera incrementada.

Guardo aún el recuerdo de aquel primer chat en IRC y el primer mail que envié. La sensación que primaba en aquellos días entre los que nos conectábamos era la de libertad y espíritu de compañerismo y ayuda. La corrección “netiquette” entre los internautas era  una pauta de conducta.

Los tiempos han cambiado y se han producido grandes logros en el mundo digital, hasta el punto de que el acceso a la red es universal y masivo. Hoy en día las velocidades medias del download se han multiplicado por 1000, siendo el coste de conexión medio el mismo que teníamos en 1994, en cuanto a importe sin tener en cuenta la inflación. Vaya que pagábamos a precio de oro la novedad.

Internauta es ya un concepto anticuado pues la mayoría de nosotros tenemos el hábito de usar la web a diario como complemento de nuestras actividades y comunicándonos a través de los medios digitales. Estoy de acuerdo con Millan Berzosa en este concepto que el define como “atapuérquico”, sin embargo lo que muchos queremos decir cuando hablamos de Internauta tiene que ver con el preámbulo de mi exposición, en que hablo de reglas autoimpuestas para respetar la libertad del semejante.

Una de las premisas sobre las que descansaba el espíritu del internauta era la libertad. Tanto para navegar por las páginas, como para descargar archivos y software. Algunos de los programas eran de pago y pagábamos con gusto porque no eran caros y porque el servicio que nos daban, compensaba el precio.

Ante la gran polémica generada por la nueva ley detrás de la cual está la SGAE porque probablemente quiere cobrarse a través de los Artistas representados, algunos favores electorales al actual gobierno de la nación, quisiera aportar mi pensamiento. Las obras que realizan los artistas, tanto música como libros forman parte de la cultura y se han venido distribuyendo a través de unos intermediarios del comercio,  que en el caso de los libros son las Editoriales y en el de los Discos las Discográficas. El modelo de negocio que existía hace 15 años en que los Discos Compactos inundaban las tiendas, ha quedado obsoleto y hemos pasado a la distribución en la red gracias a la cual muchos más creadores pueden llegar a mercados que antes ni soñaban.  Las Discográficas elegían a sus distribuídos según el gusto subjetivo de los productores, que diseñando una campaña de marketing, con el compadreo de las Radios situaban en el número 1 a cantantes y grupos algunas veces de dudosa calidad y con una duración mínima.

La ventaja que tienen ahora los creadores a través de la red, tiene que ver en primer lugar con la difusión de su obra. Va a llegar a mayor cantidad de público. Por otro que van a llegar muchos más que antes y los que lleguen serán mejores, al contar con el soporte de quien realmente los elige por su valía y no porque a un ejecutivo de empresa discográfica que tiene en mente sólo el negocio se le ha ocurrido que va a vender.

Esta es la gran paradoja que muchos no entienden aún. Sólo hay que echar un vistazo a la página web de uno de los grupos que he nombrado en un post reciente D’CALLAOS. Se podrá comprobar que ellos mismos cuelgan sus temas gratuítos para que los podamos escuchar y valorar. Si nos gustan probablemente acudiremos a sus conciertos y ellos podrán hacerse un nombre y pasar de salas pequeñas a un Estadio.

Algo está cambiando y quien no quiera verlo quedará postergado en sus despachos poniendo pleitos, llamando a la SGAE para que defienda sus intereses dudosos y reivindicando leyes para la red que reduzcan la libertad, creando comisiones del ministerio de cultura para cerrar webs dudosas.

Señores, léanse La Constitución

en el apartado que habla de la Libertad de Expresión y díganme que pueden cerrar Blogs y Webs alegremente, como si en este País se volviera a callar la opinión que no nos gusta.

De momento tendrán que aguantarse y somos muchos los que vamos a protestar.
Share/Bookmark

Google Wave

Google wave


Después de ver todas las posibilidades de wave, según dicen se pueden escribir a la vez varias lineas de texto empezadas por diferentes personas en este web que he abierto para realizar las pruebas. Estoy viendo que como colaboración es una gran posibilidad, pero habrá que esperar a que el número de usuarios sea mayor. Una de las pruebas que deseo realizar es subir a mi blog este artículo que estoy escribiendo para ver si efectivamente puedo tenerlo en la nube.

Si necesitáis invitaciones sólo tenéis que comentarlo y poned vuestro mail que os las enviaré.

Empecemos una ola


Share/Bookmark

Manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en internet”

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de Internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

  1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
  2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
  3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
  4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
  5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
  6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
  7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
  8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
  9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
  10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Share/Bookmark